Santuario de la Divina Misericordia en Lagiewniki

DIRECCIÓN:
ul. Siostry Faustyny 3-9, 30-420 Kraków
TELÉFONO:

DESCRIPCIÓN

Cada año unas dos millones de personas vienen a Cracovia sólo para estar en el sitio donde vivió y murió Santa Faustina Kowalska de la Congregación de las Hermanas de La Madre de Dios de la Misericordia.

Es poco probable que haya en un país que no tenga el cuadro de Jesús Misericordioso, pintado de acuerdo con la visión de la hermana, con los dos rayos característicos: blanco y rojo; y la inscripción “Jesús, en Ti confío”.

Juan Pablo II denominó Santa Sor Faustina y el mensaje que transmitía “el gran don de Dios a nuestro tiempo”. Este don de Dios fue depositado en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia, que se convirtió en la capital mundial del culto a la Divina Misericordia.

A pesar de que Sor Faustina muy raras veces salía del convento en Lagiewniki, éste no es el único sitio en esta ciudad relacionado con su figura. En sus notas hay huellas de su presencia en otros lugares de Cracovia, que describimos en la ruta por “las huellas de Santa Faustina”.

El Santuario de la Divina Misericordia en Łagiewniki

Para seguir las huellas de Sor Faustina en Cracovia, hay que comenzar por el monasterio de la Congregación de las Hermanas de La Madre de Dios de la Misericordia en Łagiewniki, donde la santa vivió durante más de cinco años y donde descansan sus restos mortales.

Hoy en día el santuario, junto con sus nuevos edificios de culto, es un centro religioso en pleno desarrollo que atrae a peregrinos de todo el mundo. Juan Pablo II visitó el santuario en dos ocasiones: en 1997 y en 2002. En 2006 lo visitó Benedicto XVI. El santuario de Cracovia-Łagiewniki es uno de los primeros en el mundo en cuanto al número de países de proveniencia de los peregrinos.

Convento

El convento se construyó a finales del siglo XIX con los fondos del príncipe Aleksander Lubomirski, financiero y filántropo, para acoger a las hermanas de la congregación de La Madre de Dios de la Misericordia junto con las niñas y mujeres que tenían a su cargo, y que necesitaban una profunda renovación moral.

El trabajo que las hermanas realizaban con estas niñas y mujeres se basaba en el respeto a la dignidad humana, el cuidado de los valores cristianos y la preparación para el mundo laboral y una vida independiente en la sociedad.

En la “Casa de la Misericordia” funcionaban, bajo la dirección de las hermanas, los talleres de bordado, tejeduría y encuadernación; había una lavandería, un jardín y una granja con un molino.

Durante la Primera Guerra Mundial una parte de las posesiones del convento fue destinada a un hospital militar, donde se curaba enfermedades infecciosas de los soldados de diferentes nacionalidades. Dado la especialidad del trabajo que llevaban a cabo las monjas, el convento permaneció cerrado para las personas de fuera hasta la Segunda Guerra Mundial.

Capilla con el milagroso cuadro del Jesús Misericordioso y la tumba de Santa Faustina

El cuadro del Jesús Misericordioso, obra de Adolf Hyła, que por su tamaño y forma se adapta perfectamente al nicho del altar lateral, fue consagrado el 16 de abril de 1944, el primer domingo después de la Pascua, y pronto se hizo célebre por las gracias concedidas. Desde entonces sus copias y reproducciones empezaron a aparecer en todo el mundo. En todas las paredes de la capilla se colocaron vitrinas que albergan los votos ofrecidos por los peregrinos como testimonio de las gracias recibidas en respuesta a sus plegarias.

Basílica de la Divina Misericordia

La beatificación y la canonización de Sor Faustina, así como las tres peregrinaciones del Papa mencionadas, han contribuido en el crecimiento dinámico de este santuario. Juan Pablo II jugó un papel importante en darlo a conocer. El 17 de agosto de 2002 consagró la basílica y confió el mundo a la Divina Misericordia.

La basílica, construida en los años 1999–2002 siguiendo el proyecto de Witold Cęckiewicz, tiene una forma que recuerda un barco y alude al “Arca de la Alianza” contemporánea, en la que encuentran su salvación todos los que depositan su esperanza en la Divina Misericordia. Su signo distintivo es el cuadro del Jesús Misericordioso (copia del milagroso cuadro pintada por Jan Chrząszcz) situado por encima del tabernáculo, que tiene forma del globo terráqueo, rodeado de un arbusto zarandeado por un fuerte viento.

: 2016-05-02 Mostrar etiqueta
Autor de la entrada: Natalia Kocur
Institución responsable de la entrada: Portal główny ES
Etiquetas: JMJ, iglesia, ruta turistica
  • Enviar a un amigo
  • Agregar a favoritos